TIPOS Y CLASIFICACIÓN DE LOS TRASTORNOS DEL LENGUAJE

Featured image

Se empezará por analizar los tipos y clasificaciones de dificultades y trastornos, siguiendo el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos (DSM-IV).

Tipos de trastornos y de dificultades lingüísticas.

El trastorno del habla y lenguaje es un problema de la comunicación en la que están relacionadas áreas auditivas, para comprender e intercambiar información; y, las áreas motoras relacionadas con el habla y la expresión oral.

El DMS-IV propone la siguiente clasificación:

  • Trastorno del lenguaje expresivo. (Vocabulario limitado, errores en los tiempos verbales, dificultad en los tiempos verbales).
  • Trastorno del lenguaje receptivo expresivo. (Dificultad para comprender palabras o frases).
  • Trastorno fonológico. (Son alteraciones de fluidez, repetición de sonidos y sílabas; además, tienen incapacidad para utilizar el habla propia del sujeto y acorde a su edad).
  • Tartamudeo (disfemia). (La tartamudez es un trastorno de la comunicación (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés.

 Afasias motoras y sensoriales.

Las afasias son alteraciones del lenguaje (compresión o producción( por disfunción o daño cerebral.

Pueden darse en el lenguaje verbal, escrito y por señas. Estos pueden ser:

  • Expresiva, motora, no fluida o de Broca.
  • Receptiva, sensorial, fluida o de Wernicke.

La afasia de Broca o motora es cuando se pierde el habla, por la porción laríngea y respiratoria.

Las personas con este trastorno presentan:

  • Pocas palabras (escritas o habladas).
  • Lenguaje telegráfico.
  • Omiten las palabras.
  • Hablan agramaticalmente.
  • Tienen anomia (sin nombre).
  • Problemas de articulación.

La afasia de Wernicke o sensorial es una lesión del área de Wernicke en uno de los dos hemisferios (izquierdo o derecho) dominantes.

Las personas con estos trastornos presentan:

  • Palabras escritas o habladas pero no saben lo que dicen.
  • Hablan de forma fluida, sin significado.
  • Usan la gramática correcta.

Retraso específico y simple del lenguaje.

En el retraso específico del lenguaje, la edad mental del niño no es acorde al lenguaje al que manejan otros niños de su misma edad, por ende, la compresión es inferior y débil; además presentan alteraciones en la pronunciación de los fonemas y en la expresión.

En el retraso simple del lenguaje, no presentan ningún tipo de patología, así que, tardan más en alcanzar la comprensión del lenguaje; además, presentan un escaso vocabulario, dificultad en la comprensión de órdenes sencillas y desfase cronológico.

Retraso del habla.

Como la palabra lo dice, tardan en empezar hablar y lo desarrollan cerca de los dos años de edad, este es uno de los trastornos más frecuentes relacionados con el lenguaje, pero si se diagnostica a tiempo y en manos de un terapista del lenguaje, se puede llegar a trabajar este trastorno.

Debemos tener presente si en el niño existe alguna base patológica (retraso mental, parálisis cerebral, autismo o déficits auditivo).

Anuncios